Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...
  Régimen Legal de Bogotá D.C.    © Propiedad de la Secretaría Jurídica Distrital de la Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.  
  Decreto 713 de 1984 Nivel Nacional
 
  Fecha de Expedición: 27/03/1984  
  Fecha de Entrada en Vigencia: 10/04/1984  
  Medio de Publicación:  


 
Temas
  Contenido del Documento    
   
 
 

DECRETO 713 DE 1984

 

(Marzo 27)

 

Por el cual se reglamenta parcialmente la Ley 23 de 1962 y el Título VI de la Ley 09 de 1979, en cuanto a productos farmacéuticos fraudulentos y alterados

 

El Presidente de la República de Colombia,

 

en uso de las atribuciones que le confiere el numeral 3 del artículo 120 de la Constitución Política y la Ley 09 de 1979,

 

DECRETA:

 

CAPITULO I

 

Disposiciones generales, definiciones y prohibiciones.

 

Artículo 1. Las disposiciones del presente Decreto se aplican a establecimientos farmacéuticos que fabriquen, distribuyan o vendan productos farmacéuticos, como laboratorios farmacéuticos, droguerías, farmacias - droguerías depósitos de drogas, agencias de especialidades farmacéuticas y similares. 

  

También se aplican a los profesionales y al personal que labora en el campo farmacéutico, tales como químicos farmacéuticos, regentes de farmacia, farmacéuticos licenciados, directores de droguerías y expendedores de drogas. 

  

Artículo 2. Para efectos da este Decreto, adóptanse las siguientes definiciones: 

  

1. Producto farmacéutico. Se consideran productos farmacéuticos los medicamentos de uso humano, los cosméticos y los alimentos con indicaciones terapéuticas. 

  

2. Producto farmacéutico fraudulento. Se entiende por producto farmacéutico fraudulento el que se encuentra en una de las siguientes situaciones: 

  

a) Elaborado por laboratorio farmacéutico que no tenga licencia sanitaria de funcionamiento; 

  

b) Ei elaborado por laboratorio farmacéutico que no tenga autorización para su fabricación: 

  

c) El que no proviene del titular del Registro Sanitario, del laboratorio farmacéutico fabricante o del distribuidor o vendedor autorizado, de acuerdo con la reglamentación que al efecto expida el Ministerio de Salud 

  

d) Aquel cuyo envase o empaque no hubiere sido aprobado o cuya rotulación es diferente a la aprobada; 

  

e) El que hubiere sido introducido al país sin cumplir los requisitos legales exigidos al efecto; 

  

f) Con la marca, apariencia o características generales de un producto legítimo y oficialmente aprobado, sin serlo. 

  

3. Producto farmacéutico alterado. Se entiende por producto farmacéutico alterado el que se encuentra en una de las siguientes situaciones: 

  

a) Cuando se le hubiere sustituido, sustraído total o parcialmente o reemplazado los elementos constitutivos que forman parte de la composición oficialmente aprobada, o cuando se le hubieren adicionado sustancias que puedan modificar sus efectos o sus características farmacológicas, físico-químicas u organolépticas: 

  

b) Cuando hubiere sufrido transformaciones en sus características fisicoquímicas, microbiológicas, organolépticas, o en su valor terapéutico, por causa de agentes químicos, físicos o biológicos; 

  

c) Con la fecha de vigencia, expiración o caducidad vencida; 

  

d) Cuando no tiene registro sanitario; 

  

e) Cuando el contenido no corresponda al autorizado o se hubiere sustraído del envase original, total o parcialmente; 

  

f) Cuando por su naturaleza, no ha sido almacenado o conservado con las debidas precauciones. 

  

Artículo 3. Con excepción de los laboratorios farmacéuticos fabricantes legalmente autorizados ,y de los titulares del correspondiente registro sanitario se prohíbe la tenencia de empaques o envases vacíos, etiquetas y elementos destinados a la elaboración de medicamentos en los establecimientos farmacéuticos de que trata este Decreto. 

  

Artículo 4. So prohíbe la tenencia o la venta de productos farmacéuticos que se presenten en envase tipo hospitalario, que sean distribuidos por entidades públicas de previsión o seguridad social, de muestras médicas y de productos farmacéuticos con la. fecha de vigencia, expiración o caducidad vencida o sin registro sanitario, en las 1 droguerías, depósitos de drogas farmacias-droguerías y establecimientos similares. 

  

Artículo 5. Se prohíbe la fabricación, tenencia o venia de productos farmacéuticos fraudulentos o alterados en los establecimientos farmacéuticos. 

  

Artículo 6. De conformidad con el artículo 17 de la Ley 23 de 1962, el gerente, el administrador, el propietario o propietarios y el director responsable de los establecimientos farmacéuticos que fabriquen, distribuyan, despachen o vendan productos farmacéuticos, son solidariamente responsables civil o penalmente de la calidad, pureza y autenticidad de los productos que fabriquen, adquieran, distribuyan, despachen o vendan en el respectivo establecimiento. 

  

Artículo 7. Los laboratorios farmacéuticos, los titulares de registro sanitario y cualquiera otra persona que tenga conocimiento de la existencia de productos alterados o fraudulentos o hechos relacionados con lo mismo, están en la obligación de informar tales hechos a la autoridad competente. 

  

CAPITULO II

 

De la vigilancia y control de las sanciones.

 

Artículo 8. Las autoridades sanitarias podrán, en cualquier tiempo, prevenir sobre la existencia de las disposiciones contenidas en este Decreto y los efectos o sanciones que conlleva su incumplimiento, con el fin de proteger a la comunidad y lograr que actividades, conductas, hechos u omisiones se ajusten a lo en ellas establecido. 

  

La prevención podrá: efectuarse mediante comunicación escrita, acta de visita, requerimiento o cualquier otro medio eficaz. 

  

Artículo 9. Los funcionarios competentes en relación con la inspección, vigilancia, control y aplicación de las medidas y sanciones por la violación a les normas del presente Decreto, tendrán libre acceso, previa identificación, a los establecimientos farmacéuticos y en ejercicio de sus funciones podrán examinar el edificio, las instalaciones, los equipos y los productos existentes, con la finalidad de verificar el cumplimiento de las disposiciones sanitarias. 

  

Medidas de seguridad. 

  

Artículo 10. Las medidas de seguridad tienen por objeto prevenir o impedir que la ocurrencia de un hecho o la existencia de una situación atenten contra la salud pública 

  

Artículo 11. Las medidas sanitarias y las sanciones previstas en este capítulo, serán aplicables a quienes ¿Diriman cualquiera de las disposiciones del presente Decreto, las Sanciones 0015 fundamento en el mismo, en la Ley 23 de 1962 y en la Ley 09 de 1979. 

  

Artículo 12. De acuerdo con el artículo 576 de la Lev 09 de 1979, son medidas de seguridad las siguientes: La clausura temporal del establecimiento, que podrá ser total o parcial: la suspensión parcial o total de trabajo o servicios; el decomiso de objetos y productos; la destrucción o desnaturalización de artículos o productos, si es el caso y la congelación o suspensión temporal de la venta o empleo de droguerías con la aprobación del Jefe de control de respecto. 

  

Artículo 13. Clausura temporal de establecimientos Consiste en impedir por treinta (30) días las tareas rute se desarrollan en un establecimiento, cuando se considere que esta causando un problema sanitario. 

  

La clausura podrá aplicarse sobre todo el establecimiento o sobre parte del mismo. Se tomará esta medida siempre que en un establecimiento farmacéutico se encuentran productos farmacéuticos en cualquiera de las situaciones previstas en el artículo 2, numerales 2 y 3 y en las de los artículos 3. 4 y 5 de este Decreto. 

  

La clausura temporal de establecimientos podrá imponerse por los promotores de saneamiento o los visitadores de droguerías con la aprobación del Jefe de control de drogas o de medicamentos del servicio Seccional de Salud correspondiente, por éste último o por los funcionarios de la División de Vigilancia de Productos Bioquímicos del Ministerio de Salud. 

  

Los Jefes de los Servicios Seccionales de Salud deberán imponer esta medida siempre que realizados los análisis de laboratorio del caso, se hubieren encontrado en un establecimiento productos farmacéuticos en las situaciones mencionadas en este artículo. 

  

Las demás medidas de seguridad podrán ser impuestas por los visitadores de droguerías, los promotores de saneamiento, los Jefes de control de drogas o medicamentos, los Jefes de los Servicios Seccionales de Salud en su respectiva jurisdicción y los funcionarios de la División da Vigilancia de Productos Bioquímicos del Ministerio de Salud. 

  

Parágrafo. Cuando se encuentre que un establecimiento farmacéutico funciona si tener licencia sanitaria de funcionamiento, se procederá a su cierre inmediato. 

  

Artículo 14. Suspensión parcial o total de trabajos o servicios, Consiste en la orden de cese de actividades o servicios cuando con éstos se estén violando las normas sanitarias. La suspensión podrá ordenarse sobre todo o parte de los trabajos o servicios que se adelanten o presten. 

  

Artículo 15. Decomiso de objetos o productos. El decomiso de objetos o productos consiste en su aprehensión material, por la autoridad sanitaria, hasta cuando culmine el procedimiento sancionatorio. El decomiso se cumplirá colocando los bienes en depósito, en poder de la autoridad sanitaria, debidamente sellados. De la diligencia se levantará acta detallada, por triplicado, que suscribirán el funcionario o las personas que intervengan en la di i «encía y una copia suya se entregará a la persona a cuyo cuidada se encontraron los objetos o productos. Podrá tomarle esta medida en los eventos mencionados en el artículo 2, numerales 2 y 3 y en los de los artículos 3, 4 y 5 de este Decreto. 

  

Artículo 16. Destrucción o desnaturalización de artículos o productos. La destrucción consiste en la inutilización de un producto o artículo. 

  

La desnaturalización consiste en la aplicación de medios físicos, químicos o biológicos tendientes a modificar la forma, las propiedades o las condiciones de un producto o artículo. 

  

Artículo 17. Congelación o suspensión temporal de la venta o empleo de productos y objetos. La congelación o suspensión temporal de la venta o empleo de productos y objetos consistente en colocar fuera de comercio temporalmente y hasta por tres (3) meses algún producto de los reglamentados por el presente Decreto. 

  

Se cumplirá mediante depósito dejado en poder del tenedor, quien responderá por los bienes. Ordenada la congelación, se practicarán una o más diligencias en los lugares donde se encuentren existencias y se colocarán bandas, sellos u otras señales de seguridad, si es el caso. Do cada diligencia se levantará acta detallada por triplicado, que suscribirán el funcionario y las personas que intervengan en la diligencia. En el acta se dejará constancia de las sanciones en que incurra quien viole la congelación y una copia suya se entregará a la persona a cuyo cuidado se encontró la mercancía. 

  

El producto cuya venta o empleo haya sido suspendido o congelado deberá ser sometido a análisis físico-químico, bacteriológico o cualquier otro que se estime necesario, mediante el cual se verifique si sus condiciones se ajustan o no a las normas sanitarias. Según el resultado del análisis el producto se podrá decomisar o devolver a los interesados. 

  

Artículo 18. Para la aplicación de las medidas sanitarias de seguridad las autoridades competentes podrán actuar de oficio, por conocimiento directo, o por información de cualquier persona o de parte interesada. 

  

Artículo 19. Una vez: conocido el hecho O recibida la información, según el caso, la autoridad sanitaria procederá a comprobarlo y a establecer la necesidad de aplicar una medida de seguridad, con base en los peligros que pueda representar para la salud individual o colectiva. 

  

Artículo 20. Establecida la necesidad de aplicar una medida de seguridad, la autoridad competente, con base en la naturaleza del producto, el tipo de servicio, el hecho que origina la violación de las normas sanitarias o en la incidencia sobre la salud individual o colectiva, aplicará la medida correspondiente. 

  

Artículo 21. Las medidas de seguridad son de inmediata ejecución, tienen carácter preventivo y transitorio y se aplicarán sin perjuicio de las sanciones a que hubiere lugar. 

  

Artículo 22. Aplicada una medida de seguridad, se procederá inmediatamente a iniciar el procedimiento sancionatorio. 

  

Artículo 23. Las medidas sanitarias surten efectos inmediatos y no requieren formalidad especial. 

  

Artículo 24. De la imposición de una medida de seguridad. se levantará acta en la cual consten las circunstancias que han originado la medida y su duración, la cual podrá ser prorrogada o levantada, si es el caso. 

  

Artículo 25. Los anteriores procedimientos serán aplicables, en lo pertinente, cuando se trate de la imposición de las medidas sanitarias preventivas, a que se refiere el artículo 591 de la Ley 09 de 1979. 

  

Procedimientos y sanciones. 

  

Artículo 26. El procedimiento sancionatorio se iniciará de oficio, a solicitud o información de funcionario público, por denuncia o queja debidamente fundamentada, presentada por cualquier persona o como consecuencia de haberse tomado previamente una medida preventiva o de seguridad. 

  

Artículo 27. Aplicada una medida1 preventiva o de seguridad ésta deberá obrar dentro del respectivo proceso sancionatorio. 

  

Artículo 28. El denunciante podrá intervenir en el curso del procedimiento a solicitud de autoridad competente, para dar los informes que se le pidan. 

  

Artículo 29. Si los hechos materia del procedimiento sancionatorio fueren constitutivos de delito, se ordenará ponerlos en conocimiento de la autoridad competente, acompañándole copia de los documentos que corresponda. 

  

Artículo 30. La existencia de un proceso penal o de otra índole no dará lugar a suspensión del procedimiento sancionatorio. 

  

Artículo 31. Conocido el hecho o recibida la denuncia o el aviso, la autoridad competente ordenará la correspondiente investigación, para, verificar los hechos o las omisiones constitutivas de infracción a las disposiciones sanitarias. 

  

Artículo 32. En orden a la verificación de los hechos u omisiones, podrán realizarse todas aquellas diligencias tales como visitas, toma de muestras, exámenes de laboratorio, mediciones, pruebas químicas o de otra índole, inspección ocular y, en general, las que se consideren conducentes. 

  

Artículo 33. Cuando la autoridad competente encuentre que aparece plenamente comprobado que el hecho investigado no ha existido, que el presunto infractor no lo cometió, que no es considerado como violación, o que el procedimiento sancionatorio no podía iniciarse o proseguirse, procederá a dictar auto que así lo declare y ordenará cesar todo procedimiento contra el presunto infractor. 

  

Este auto deberá notificarse personalmente al presunto infractor. 

  

Artículo 34. Realizadas las anteriores diligencias se pondrán en conocimiento del presunto infractor los cargos que se le formulan, mediante notificación personal al efecto. El presunto infractor podrá conocer y examinar el expediente de la investigación. 

  

Artículo 35. Si no fuere posible hacer la notificación por no encontrarse el representante legal o la persona jurídicamente apta, se dejará una citación escrita con un empleado qu la persona indicada concurra a notificarse dentro de los cinco (5) días calendarios siguientes. Si no lo hace, se fijará un edicto en la secretaría de la autoridad sanitaria o dependiente que se encuentre en el establecimiento, para competente, durante diez (10) días calendario, al vencimiento de los cuales se entenderá surtida la notificación, 

  

Artículo 36. Dentro de los diez (10) días hábiles siguientes al de la notificación, el presunto infractor, directamente o por medio de apoderado, podrá presentar sus descargos por escrito y aportar o solicitar la práctica de las pruebas que considere pertinentes. 

  

Artículo 37. La autoridad competente decretará la práctica de las pruebas que considere conducentes, las que se llevarán a efecto dentro de los treinta (30) días siguientes. 

  

Artículo 38. Vencido el término de que trata el articule anterior y dentro de los diez U0) días hábiles posteriores: al mismo, la autoridad competente procederá a calificar la falta y a imponer la sanción correspondiente de acuerdo con dicha calificación. 

  

Artículo 39. Se consideran circunstancias agravantes de una infracción, las siguientes: 

  

al Reincidir en la comisión de la misma falta; 

  

al Realizar el hecho con pleno conocimiento de su; efectos, o con la complicidad de subalternos o su participación indebida presión: 

  

c) Cometer la falta para ocultar otra; 

  

d) Rehuir ¡a responsabilidad o atribuírsela a . otro u otros; 

  

e) Infringir varias obligaciones con la misma conducta; 

  

f) Preparar premeditadamente la infracción y sus .modalidades

  

Artículo 40. Si se encuentra que no se ha incurrido en violación de las disposiciones sanitarias, se expedirá una resolución por la cual se declare al presunto infractor exonerado de responsabilidad y se ordenará archivar e! expediente. 

  

Parágrafo. El funcionario compet9nte que no defina; la situación bajo su estudio, incurrirá en causal de mala conducta. 

  

Artículo 41. Las sanciones deberán imponerse mediante resolución motivada, expedida por la autoridad sanitaria competente, que deberá notificarse personalmente al afectado, dentro del término de los cinco (.5) días hábiles posteriores a su expedición. 

  

Si no pudiere hacerse la notificación personal, se hará por edicto de conformidad con lo- dispuesto por el Decreto 01 de 1984. 

  

Artículo 42. Contra la providencia que imponga una sanción o exonere de responsabilidad proceden los recursos de reposición y apelación, según el caso dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes al de la notificación, de conformidad con el Decreto Ley 01 de 1984. Los recursos deberán interponerse y sustentarse por escrito. 

  

Artículo 43. El recurso de reposición se presentará ante la misma autoridad que expidió la providencia. El de apelación, ante el inmediato superior administrativo o ante el Ministerio- de Salud si la resolución fue expedida por el Jefe del Servicio Seccional de Salud. 

  

Artículo 44. Contra las providencias expedidas por el Ministro de Salud, sólo procede el recurso de reposición Artículo 44. El cumplimiento de una sanción no exime al infractor de la ejecución de una obra o medida de carácter sanitario que haya sido ordenada por la autoridad sanitaria. 

  

Artículo 45. De conformidad con el artículo 577 -de la Ley 09 de 1979, las sanciones podrían consistir en multas, decomiso de productos o artículos y suspensión o cancelación de la licencia sanitaria de funcionamiento. 

  

Artículo 46. Multa. Consiste en la pena pecuniaria que se impone a alguien por la ejecución de una actividad o la omisión de una conducta contraria a las disposiciones sanitarias, 

  

Artículo 47. Las multas podrán ser sucesivas y su valor en conjunto no excederá a la suma equivalente a 10.000 salarios diarios mínimos legales al máximo valor vigente en el momento de imponerse. 

  

Artículo 48. La multa será impuesta mediante resolución motivada, expedida por el Jefe del Servicio Seccional de Salud o por el Ministerio de Salud. 

  

Artículo 49. Las multas deberán pagarse en la entidad que la hubiere impuesto o a la Tesorería General de la Nación cuando sea el Ministerio de Salud la entidad que las imponga, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la ejecutoria do la providencia que la impone. El no pago en los términos ,v cuantías señaladas, podrá dar lugar la cancelación de la licencia sanitaria de funcionamiento. 

  

Artículo 50. Las sumas recaudadas por concepto de multas sólo podrán destinarse por la autoridad sanitaria que las impone a programas de control de medicamentos', e ingresarán al rubro presupuestal correspondiente. 

  

Artículo 51. Decomiso. El decomiso de productos o artículos consiste en la aprehensión material de un producto o artículo que no cumpla con los requisitos y normas o sanitarias 

  

Artículo 52. Procede el decomiso en los eventos previstos en los numerales 2 y 3 del artículo 2. y en los artículos 

  

3, 4 y 5 de este Decreto. Procede igualmente cuando se ordene el cierre del establecimiento farmacéutico que funcione sin la licencia sanitaria correspondiente, sobre los productos, materias primas, equipos y demás elementos que se encuentren en el mismo. Los bienes decomisados podrán ser dados en donación, en venta, o ser utilizados por las entidades de Salud. 

  

Artículo 53. El decomiso será impuesto mediante resolución motivada, expedida por el Jefe de Control de Medicamentos o el Jefe del Servicio Seccional de Salud respectivo, o por el Ministerio- -de Salud. 

  

Artículo 54. El decomiso será realizado por el funcionario designado al efecto y de la diligencia se levantará acta, por triplicado, que suscribirán el funcionario y las personas que intervengan en la diligencia. Una copia se entregará a la persona a cuyo cuidado se encontró la mercancía. 

  

Artículo 55. Si los bienes decomisados son perecederos en corto tiempo y la autoridad sanitaria establece que su consumo no ofrece peligro para la salud humana, podrá destinarlos a entidades sin ánimo de lucro, a consumo animal o a usos industriales. En los dos (2) últimos casos si se obtiene provecho económico, éste ingresará a la entidad que hubiere impuesto el decomiso, para destinarlos a programas de control de medicamentos. 

  

Artículo 56. Si los bienes decomisados no son perecederos en corto tiempo la autoridad deberá mantenerlos en custodia mientras queda ejecutoriada la providencia por la cual se hubiere impuesto la sanción. 

  

Artículo 57. Suspensión o cancelación de la licencia sanitaria de funcionamiento. Consiste la suspensión de la privación temporal del derecho que confiere la concesión de una licencia sanitaria de funcionamiento por haberse incurrido en conducta u omisión contraria a las -disposiciones sanitarias. 

  

La cancelación de la licencia sanitaria: de funcionamiento- consiste en la privación definitiva de la autorización que se había conferido, -por haber incurrido en hechos o conductas contrarias a las disposiciones sanitarias. 

  

Artículo 58. La suspensión y la cancelación de la licencia sanitaria de funcionamiento relativa a establecimientos farmacéuticos, conlleva el cierre de los mismos. 

  

Artículo 59. Se ^impondrá sanción de suspensión o cancelación de licencia sanitaria de funcionamiento en los siguientes casos y hasta por los siguientes períodos; 

  

a) Cuando, previos los análisis del caso, se encuentren en un establecimiento farmacéutico productos alterados o fraudulentos; en este evento el cierre será temporal, por seis (B) meses. En caso de reincidencia, se ordenará la cancelación definitiva; 

  

b) Cuando se viole lo dispuesto en los artículos 2, 3 y 4 de este Decreto, en cuyo caso el cierre será temporal por seis (6) meses. En caso de reincidencia, -el cierre será definitivo. 

  

Artículo 60. Cuando se imponga sanción de cancelación, no podrá solicitarse nueva licencia para el desarrollo de la misma actividad por la persona a quién se sancionó, durante el término de un (1) año, como mínimo. 

  

Artículo 61. La suspensión o cancelación será impuesta mediante resolución motivada, expedida por el funcionario que hubiere otorgado la licencia. 

  

Artículo 62. A partir de la ejecutoria de la resolución por la cual se imponga la suspensión o cancelación de licencia, no podrá desarrollarse actividad alguna en el establecimiento, relacionado con el fundamento de la sanción, salvo la necesaria para evitar deterioro a los equipos o para la conservación del inmueble. 

  

Artículo 63. Las autoridades sanitarias para efectos de la puesta en práctica de la cancelación o suspensión, podrán imponer sellos, bandas o utilizar otro sistema apropiado. 

  

Artículo 64. Los Servicios Seccionales de Salud y el Ministerio de Salud, darán a la publicidad los hechos que como resultado del incumplimiento de las disposiciones sanitarias, deriven riesgos para la salud de las personas, con el objeto de prevenir a los usuarios. 

  

Artículo 65. Para efectos del artículo 14 de la Ley 23 de 1962, se considera, falta contra la ética profesional cometida por las personas a quienes se refiere el inciso final del artículo 1º de este Decreto, la intervención en la elaboración, fabricación, distribución o venta de productos farmacéuticos fraudulentos o alterados o la tenencia de productos y empaques de que tratan los artículos 3 y 4 del presente Decreto. 

  

Parágrafo 1. El Ministerio de Salud, sancionará con la suspensión temporal hasta por un (1) año o con la cancelación definitiva de la inscripción, licencia o permiso, a quienes encontrare responsables de falta contra la ética profesional. 

  

Parágrafo 2. En la investigación y demás diligencias administrativas para la imposición de las sanciones aquí previstas, se oirá al inculpado y se seguirá el procedimiento gubernativo establecido en el Decreto Ley 01 do 1984. 

  

Parágrafo 3. Siempre que se hubiere impuesto una- sanción a un establecimiento farmacéutico, deberá iniciarse la correspondiente investigación F'0r violación a la ética profesional. 

  

Artículo 66. Las sanciones impuestas de conformidad con las normas del presente Decreto, no eximen de la responsabilidad civil, penal o de otro orden en que pudiere incurrirse por la violación do la Ley 09 de 1979, de este regimentó o de otras normas legales. 

  

Artículo 67. Cuando en un establecimiento farmacéutico se encuentren productos farmacéuticos fraudulentos o alterados, el funcionario competente deberá hacer la correspondiente denuncia penal, para lo cual remitirá con la misma, la documentación respectiva. 

  

Artículo 68. Cuando como resultado de una investigación adelantada por una autoridad sanitaria, se encuentre que la sanción a imponer es de competencia de otra autoridad sanitaria, deberán remitirse a ésta las diligencias adelantadas, para lo que sea pertinente. 

  

Artículo 69. Cuando sea del caso iniciar o adelantar un procedimiento sancionatorio, o una investigación de la cual es competente el Ministerio de Salud, éste podrá comisionar a los Servicios Seccionales de Salud, para que adelanten la investigación o el procedimiento, pero la sanción o exoneración será decidida por el Ministerio de Salud. 

  

Igualmente cuando se deban practicar pruebas fuera de la jurisdicción de un Servicio Seccional de Salud, el Jefe del mismo podrá comisionar al de otro Servicio para la práctica, caso en el cual señalará los términos apropiados. 

  

El Ministerio de Salud podrá comisionar a los Jefes de los Servicios Seccionales de Salud para los efectos aquí indicados. 

  

Artículo 70. Cuando una entidad oficial distinta a las que integran el Sistema Nacional de Salud tenga pruebas: en relación con conducta-, hecho u omisión que esté investigando una autoridad sanitaria, tales pruebas deberán ser puestas a disposición de la. autoridad sanitaria de -oficio, o requeridas por ésta, para que formen parte de la investigación. 

  

Artículo 71. La autoridad sanitaria podrá comisionar a entidades oficiales que no formen parte del Sistema Nacional de Salud, para que practiquen u obtengan pruebas ordenadas o de interés para una investigación o procedimiento adelantado por la autoridad sanitaria. 

  

Artículo 72. Para efectos de la vigilancia y el cumplimiento de las normas y la imposición de medidas y sanciones de que trata este reglamento, los funcionarios sanitarios competentes en cada caso, serán considerados como de policía, de conformidad con el artículo 35 del Decreto Ley 1355 de 1979 (Código Nacional de Policía). 

  

Parágrafo. Las autoridades de policía del orden nacional, departamental y municipal prestarán toda su colaboración a las autoridades sanitarias, en orden al cumplimiento de sus funciones. 

  

Artículo 73. Este Decreto rige a partir -de la fecha de su expedición y deroga las disposiciones que le sean contrarias. 

  

Comuníquese, publíquese y cúmplase.

 

Dado en Bogotá, D. E., a 27 de marzo de 1984.

  

BELISARIO BETANCUR

 

El Ministro de Salud,

 

Jaime Arias Ramírez.

 

 
Temas