Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...
  Régimen Legal de Bogotá D.C.    © Propiedad de la Secretaría General de la Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.  
  Proyecto de Acuerdo 263 de 2008 Concejo de Bogotá D.C.
 
  Fecha de Expedición: --/ 00/2008  
  Fecha de Entrada en Vigencia:  
  Medio de Publicación: Anales del Concejo  


 
Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    
 

I

PROYECTO DE ACUERDO No. 263 DE 2008

"Por medio del cual se crea el Programa Ecológico "Si el planeta queremos cuidar bolsas de tela debemos usar"

I. EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Las Bolsas de Plástico contribuyen al Deterioro Ambiental

Cómo nace una bolsa plástica?

Todas las bolsas de plástico se originan del petróleo, el gas natural y de otros productos derivados de la industria petroquímica, su proceso de transformación se inicia en refinerías que purifican el petróleo hasta el punto de convertirlo en un gas llamado etileno, el cual es polimerizado y solidificado, creando finalmente el polietileno (Polímero de Etileno) o más conocido comúnmente como plástico.

"Las primeras bolsas de plástico para pan, bocadillos, fruta y verduras fueron introducidas en Estados Unidos en 1957. Las bolsas de basura de plástico empezaron a aparecer en las casas y por las cunetas de todo el mundo a finales de los sesenta. Pero el verdadero despegue de estos productos tuvo lugar a mediados de los setenta, cuando un nuevo proceso de fabricación abarató los costes de producción de bolsas individuales, permitiendo a las principales tiendas y supermercados ofrecer a sus clientes una alternativa a las cestas de mimbre o al carrito de comprar1".

Es muy notorio que las bolsas plásticas nos han hecho la vida mucho más práctica, pues vamos a las tiendas, supermercados o cualquier almacén y salimos con nuestros productos tales como alimentos, ropa o cualquier cosa dentro de ellas, facilitando el traslado de los mismos hasta nuestros hogares o cualquier destino; aunado a ello son gratis y todos los almacenes las entregan por la compra de sus productos. Hay bolsas de plástico en todos los lugares y sus usos son diversos.

De igual forma son muy livianas y su capacidad de carga es muy buena, tan así que una bolsa de 6 gramos es capaz de soportar un peso de hasta 5 kilos, también son de muy bajo costo e impermeables, sin embargo su producción en masa y su destino final implica un alto costo medio ambiental.

El Problema Ambiental

Es necesario resaltar que cada vez que se utiliza una nueva bolsa de plástico en las compras que se realizan a diario genera un alto costo medio ambiental, pues es de recordar que en la fabricación de cada una de ellas se usa energía y se utilizan y gastan productos que no son renovables tales como el petróleo, el cual de por si es cada vez más costoso. Además es de anotar que dentro del mismo proceso de fabricación se emiten a la atmósfera grandes cantidades de CO2 al año.

Y es que "la típica bolsa de plástico, que pesa tan sólo unos gramos y tiene un grosor de milímetros, podría parecer un artículo completamente inocuo de no ser por el increíble número en que se producen. De las fábricas de todo el mundo salieron en 2002 aproximadamente 4 o 5 billones de bolsas de plástico, desde bolsas de basura de gran tamaño hasta bolsas gruesas para la compra y más finas para alimentos. Entre Norteamérica y Europa Occidental se consumen ya el 80 por ciento de la producción y su uso se está generalizando también en los países más pobres2".

Teniendo en cuenta la producción tan elevada de bolsas plásticas, la gran mayoría de estas terminan como residuos, que los países más tecnificados en la mayoría de los casos las reciclan, sin embargo para los países en vía de desarrollo como el nuestro estas bolsas, acaban en basureros a cielo abierto o rellenos, arrojadas en nuestras calles o en el peor de los casos incineradas. Situación esta que trae más problemas de tipo ambiental, ya que al ser estas quemadas emanan gases nocivos para la salud y contaminan más el medio ambiente.

Sin embargo el verdadero problema ambiental se acrecienta a la hora de determinar su destino final, pues debido a que las bolsas plásticas no se degradan fácilmente, estas pueden durar muchos años (entre 100 y 400 años) contaminando la tierra y los mares. Sin dejar de lado problemas de infraestructura tales como taponamientos de alcantarillado, como los evidenciados en los últimos meses en Bogotá.

Teniendo en cuenta lo anterior "se calcula que la basura de bolsas plásticas al llegar a los botaderos y ser tratada técnicamente (como en el botadero Doña Juana), se tarda aproximadamente entre 100 a 400 años en descomponerse y en algunos casos nunca habrá descomposición. Entre tanto, la basura que se descompone (residuos orgánicos) tarda aproximadamente entre 10 y 15 años en este proceso3". Por consiguiente estas bolsas de plástico se vuelven casi indestructibles, haciendo que su eliminación sea demasiado compleja, generando a su vez, varias consecuencias de tipo ambiental tales como:

  • Contaminación de afluentes y depósitos naturales de aguas.
  • Incremento de las posibilidades de riesgos a padecer enfermedades cancerígenas (debido a compuestos químicos tóxicos que contienen algunos plásticos).
  • Emisiones de gases tóxicos y venenosos al incinerarlas.
  • Taponamiento de alcantarillados que aumenta el riesgo de inundación.
  • Muertes de miles de animales como aves, tortugas, leones marinos y muchos peces que las ingieren porque las confunden con alimento (Greenpeace estima que más de 18.000 piezas de bolsas plásticas flotan en cada kilómetro de nuestros océanos4).

Cabe anotar que si bien es cierto las llamadas bolsas de plástico Biodegradable ayudan a disminuir la contaminación ya existente, tampoco son la solución, pues estas tardan de 3 a 5 años en degradarse, y el colapso ambiental que sufre nuestro planeta no da espera.

En nuestra ciudad las bolsas plásticas son un verdadero problema de alto impacto ecológico y visual, estas son arrojadas en las calles, avenidas y algunos parques de nuestra ciudad, en donde muchas de ellas contribuyen a ensuciar estos lugares, ya sean por su contenido o por ellas mismas; sumado a esto muchas de estas bolsas están serigrafiadas volviéndose aún más contaminantes por las tintas usadas en ellas, ya que estás contienen residuos metálicos altamente contaminantes.

Como ya se menciono anteriormente la contaminación por bolsas plásticas no solo se presenta en tierra, si no que por desgracia también se presenta en nuestros mares y ríos, en donde los animales marinos son los más afectados, en razón a que una vez depositadas las bolsas plásticas en "el fondo marino los plásticos no dejan crecer las algas del fondo. Los animales que viven entre ellas mueren y la cadena mortífera se traslada hacia los otros animales que habitan cerca de las superficies por falta de alimentos. El caso es que también muchas bolsas de plástico flotan en el agua. Numerosas tortugas marinas mueren atrapadas en estas bolsas de plástico flotantes. También se han encontrado en el estómago de los delfines o las ballenas que se tragan estos residuos confundidas entre los peces o plancton del que se alimentan. Las anillas de plástico que sujetan las latas de bebidas también han causado estragos entre las aves y la fauna marina... En el verano en 2004 una bolsa de basura y otra de un supermercado español provocaron la muerte de un cachalote en la costa francesa. Las causantes de su defunción fueron la debilidad que sufría por haber tragado las bolsas de plástico halladas en su aparato digestivo. El problema no es nuevo, otros ocho cetáceos encontrados en las costas francesas desde 1970 fueron ya víctimas de la ingestión de bolsas de plástico, aunque, según los expertos, las mayores víctimas de esos peligrosos falsos moluscos etiquetados son las tortugas marinas por su afición a las medusas que se confunden con los plásticos.5"

Las Bolsas de Tela como una contribución a nuestro medio ambiente

En primera instancia se hace necesario expresar que "la problemática ambiental es cada vez más tema de las discusiones locales, nacionales e internacionales a medida que se hace más aguda la destrucción de nuestro planeta.

A este fenómeno, que pone en tela de juicio a la organización de la población humana, se añade la urgencia de delegar la responsabilidad del manejo ambiental en las comunidades locales, distritales y municipales. Por ello se hace necesario actuar prontamente para promover una gestión ambiental a nivel local en los alcaldes y concejos, lo mismo que en las organizaciones no gubernamentales y en los ciudadanos que se interesan en los asuntos públicos6".

Para que exista un verdadero desarrollo sostenible de una sociedad, se debe empezar por concienciar a las personas del problema ambiental que esta sufriendo nuestro planeta, la ciudad de Bogotá, D.C., y quienes dirigimos su futuro, no podemos ser ajenos a esta realidad que nos afecta a todos. Estamos en la obligación mundial de preservar el medio ambiente y los recursos naturales a fin de prolongar la vida del planeta y así mismo la vida del hombre sobre el mismo. Es un compromiso con nuestras futuras generaciones, y debemos empezar desde ahora.

Para mitigar la contaminación generada por las bolsas plásticas, debemos tomar conciencia como primera medida que el mejor residuo es aquel que no se genera, y que el reciclaje se convierta en última opción, traduce esto, que la mejor opción es minimizar el consumo de bolsas plásticas, después la reutilización de las mismas y como última medida depositarlas para su reciclaje.

Como alternativa al no uso de bolsas plásticas por parte de la ciudadanía para no acrecentar la contaminación ambiental, ha surgido una tendencia a nivel mundial y particularmente en los países desarrollados de usar bolsas de tela para empacar y trasladar los productos tales como alimentos, ropa o cualquier cosa que se adquiera o compre en los supermercados, tiendas o almacenes de cadena, partiendo del hecho, que estas bolsas de tela son reutilizables, cómodas y lo más importante no contaminan el medio ambiente.

"Hoy, esta tendencia se expande con fuerza en Europa, donde en las tiendas y supermercados las bolsas plásticas llegan a costar 1 Euro (unos 3000 pesos colombianos) a manera de castigo, y la gente lleva consigo bolsas de tela, yute u otros productos no contaminantes y en ello se lleva sus víveres, de hecho, ya se fabrican estas bolsas a modo de items publicitarios, y las grandes marcas las regalan a sus clientes, los estudiantes las llevan dentro de sus mochilas y quienes tienen auto las guardan permanentemente en sus velocípedos, para tenerlas siempre a mano7".

Sin embargo, la cuestión radica en que supermercados, tiendas de barrio y almacenes de cadena deberían estar animando a los compradores a que eviten el uso de bolsas plásticas, en donde los compradores traigan las propias, y en caso de no ser así, se debería cobrar un porcentaje por cada bolsa plástica entregada a quien haga la compra o adquisición. En otros países los almacenes de cadena ya están cobrando por cada bolsa plástica, tal como lo esta haciendo China "quien prohibió en tiendas y supermercados la entrega gratuita de bolsas plásticas a sus clientes en supermercados y tiendas, en donde a partir de junio los compradores deberán pagar por ellas o traerlas desde sus hogares. De esta forma el Gobierno chino pretende acabar con un consumo diario calculado en 3.000 millones de bolsas de plástico, a razón de más de dos bolsas diarias por habitante, que obliga a refinar 5 millones de toneladas de crudo cada año. La medida recoge también la prohibición total de las bolsas finas, de apenas 0,025 milímetros de espesor, cuya escasa calidad hace que sean difícilmente reutilizables, pues suelen acabar rotas8".

En razón a lo anterior los almacenes de cadena para desestimular el uso de bolsas plásticas, están entregando las bolsas de tela de forma gratuita, con los logos y emblemas de sus empresas. Actividad esta, que podría también ser adelantada por nuestros supermercados, tiendas o almacenes de cadena. Ahora si esto no fuese así, la idea fundamental es que siempre que se hagan compras cada ciudadano lleve consigo una bolsa de tela que será reutilizable en muchas ocasiones, este pequeño gesto a favor del medio ambiente podría traer cambios favorables para nuestro hábitat. Debemos acostumbrarnos a llevar con nosotros bolsas de tela, que esta conducta se vuelva un hábito sano, el cual deba ser transmitido y difundido en todos los establecimientos públicos y privados.

En conclusión debemos tratar al máximo no usar bolsas plásticas como primera medida, tratar de llevar siempre bolsas de tela en nuestro bolsos, maletas o por que no, que la bolsa de tela se convierta en un accesorio de vestir más, de igual forma debemos concienciar a la familia, amigos y compañeros de estudio y trabajo sobre el impacto positivo que esta iniciativa podría tener en nuestro medio ambiente. Como última opción para disminuir el consumo y uso de bolsas de plástico los supermercados, las tiendas de barrio o los almacenes de cadena deberían cobrar un porcentaje por cada bolsa entregada.

Esta iniciativa además de crear conciencia en la sociedad para disminuir la contaminación ambiental, también busca como fin conexo crear empresa y mejorar condiciones laborales ya que posibilitaría que muchas personas (mujeres cabeza de familia, discapacitados, entre otros) ingresaran al campo laboral, vinculándose a las empresas que provean las nuevas bolsas de tela que se necesiten.

En países como la Argentina están impulsando alternativas para disminuir el uso de las mismas, a través del proyecto "Menos bolsas más trabajo" en donde el Instituto Nacional de Tecnología Industrial INTI, organizo un grupo de mujeres cabeza de familia para que fabricaran bolsas de tela, "la idea era poder crear conciencia en la gente sobre el uso de las bolsas de plástico y superar la contaminación, pero también poder mejorar las condiciones laborales de mujeres que eran sostén de familias y no tenían trabajo, explicó el técnico Héctor Zorzi de la Unidad de Extensión INTI-Puerto Madry9".

Objeto del Proyecto de Acuerdo.

Crear conciencia para promover progresivamente el desuso de bolsas plásticas entregadas a los clientes en supermercados, tiendas de barrio o almacenes de cadena, por bolsas de tela, ya sean estas facilitadas por el establecimiento de comercio o por que el ciudadano las lleva. Este programa ayudará a disminuir la contaminación producida por las bolsas plásticas.

II. ALCANCES Y PROPOSITOS DEL PROYECTO DE ACUERDO

Con este proyecto no se pretende prohibir el uso de todo tipo de bolsas plásticas, lo que se busca es que empecemos con aquellas que se entregan en supermercados, tiendas de barrio o almacenes de cadena como ya se ha manifestado anteriormente, este proyecto de acuerdo contribuirá a disminuir el uso indiscriminado de bolsas plásticas que pululan en nuestra ciudad. Si bien es cierto, los resultados de esta idea no se verán inmediatamente, a largo plazo, serán de gran beneficio para toda la comunidad, se trata por consiguiente de una responsabilidad de todos que incluye tanto a gobernados como gobernantes. "Es una iniciativa ya impuesta en los países preocupados por el presente y futuro de la salud de sus ciudadanos y es parte del interés mundial por la protección del medio ambiente. Y es solo un eslabón en la cadena de acciones necesarias para asegurarla"10.

Esta iniciativa debe acompañarse con medidas de tipo educativo para crear y fomentar conciencia sobre la problemática ambiental que sufre nuestro planeta, de igual forma pretende plantear la posibilidad de la creación de empleo a través de talleres de manufacturación de bolsas de tela.

III. MARCO CONSTITUCIONAL Y LEGAL

CONSTITUCIONALIDAD Y LEGALIDAD

Constitución Política

Colombia como Estado Social de Derecho debe garantizar el respeto a la dignidad humana y la prevalencia del interés general, por ello en el artículo segundo de la carta magna encontramos como uno de los fines esenciales del Estado servir a la comunidad, promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución. De igual forma, en su artículo octavo se consagra como una obligación del Estado y de las personas proteger las riquezas culturales y naturales de la Nación.

El artículo 79 de la Constitución Política de 1991, contempla que todas las personas tienen derecho a gozar de un ambiente sano, y que es deber del Estado proteger la diversidad e integridad del ambiente y fomentar la educación para el logro de estos fines.

El artículo 95 numeral 8º de la Constitución Política establece, los deberes de la persona y el ciudadano, dentro de los cuales se encuentra entre otros, el deber de proteger los recursos naturales del país y velar por la conservación de un ambiente sano.

Leyes

Ley 99 de 1993

Dentro de los principios generales de la Ley 99 de 1993 se establece que las políticas de población tengan en cuenta el derecho de los seres humanos a una vida saludable y productiva en armonía con la naturaleza.

También que la acción para la protección y recuperación ambiental del país es una tarea conjunta y coordinada entre el Estado, la comunidad, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado.

Que el Estado apoyará e incentivará la conformación de organismos no gubernamentales para la protección ambiental y podrá delegar en ellos algunas de sus funciones.

El artículo 65 de la ley 99 de 1993 establece en su numeral 2 como función del Distrito Capital, dictar, con sujeción a las disposiciones legales reglamentarias superiores, las normas necesarias para el control, la preservación y la defensa del patrimonio ecológico del municipio.

Acuerdos

Acuerdo 19 de 1996

Con base en el artículo 2 del Acuerdo 19 de 1996 se debe dar Prioridad en el Mejoramiento de la Calidad del Medio Ambiente, en donde Las políticas, normas y acciones del Distrito Capital, serán armónicas con la preservación, la conservación, el mejoramiento y la protección de los recursos naturales y el medio ambiente urbano y rural, y propenderán por la prevención, la mitigación y la compensación de los procesos deteriorantes de las aguas, el aire, los suelos, y los recursos biológicos y ecosistémicos.

COMPETENCIA

Decreto-Ley 1421 de 1993

En el Articulo 12 contempla: Atribuciones: Corresponde al Concejo Distrital, de conformidad con la Constitución y a la ley:

  • Dictar las normas necesarias para garantizar el adecuado cumplimiento de las funciones y la eficiente prestación de los servicios a cargo del Distrito.
  • Dictar las normas necesarias para garantizar la preservación y defensa del patrimonio ecológico, los recursos naturales y el medio ambiente.

IMPACTO FISCAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 7º de la ley 819 de 2003, es de precisar que la implementación de lo propuesto en el presente Proyecto de Acuerdo no implica que la Administración Distrital incurra en gastos adicionales, esto en virtud a que esta propuesta no requiere la destinación de recursos para la puesta en marcha del proyecto. Por consiguiente este proyecto de Acuerdo, no genera un impacto fiscal que implique una modificación en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, toda vez que no incrementará el Presupuesto General de Distrito, ni ocasionará la creación de una nueva fuente de financiación.

Para la actual vigencia fiscal, la Administración puede canalizar los recursos necesarios para la implementación de esta iniciativa a través de las siguientes instituciones y rubros presupuestales:

Secretaria Distrital de Ambiente: Eje Urbano Regional. Sostenibilidad urbano-rural. 303 Educación ambiental para la construcción de tejido social entorno a nuestro ambiente. $ 3.446.039.000. 320 Promoción y asistencia técnica para la sostenibilidad ambiental y económica en las actividades productivas. $ 4.291.299.000

Cordialmente,

CELIO NIEVES HERRERA

CARLOS ROBERTO SAENZ

Concejal de Bogotá

Concejal de Bogotá

Proyecto de Acuerdo No.______ de 2008

"Por medio del cual se crea el Programa Ecológico "Si el planeta queremos cuidar bolsas de tela debemos de usar

EL CONCEJO DE BOGOTA, D.C.

En uso de sus facultades constitucionales y legales, en especial las conferidas por el Decreto Ley 1421 de 1993 en su artículo 12, numerales 1° y 7°,

ACUERDA:

Artículo 1. Créase el Programa Ecológico "Si el planeta queremos cuidar bolsas de tela debemos usar."

Articulo 2. Objeto: Crear conciencia para promover progresivamente la sustitución de bolsas plásticas por bolsas de tela, disminuyendo así el impacto ecológico y ambiental que el plástico tiene sobre nuestra ciudad por sus condiciones no biodegradables.

Articulo 3. La Administración Distrital a través de la Secretaría del Medio Ambiente implementará, desarrollará y reglamentará el programa "Si el planeta queremos cuidar bolsas de tela debemos usar", para disminuir la contaminación producida por las bolsas de plástico, e incentivar el uso de bolsas de tela.

Artículo 4. La Secretaría del Medio Ambiente será la encargada de realizar las campañas de difusión educativa del respectivo programa, indicando el impacto ecológico que tenga el programa.

 Artículo 5. Vigencia. El presente Acuerdo rige a partir de la fecha de su expedición.

PUBLIQUESE Y CUMPLASE

NOTAS DE PIE DE PÁGINA:

1 www.terra.org. Ecología práctica.

2 www.terra.org Ecología práctica.

3 www.micuidad.com

4 www.miciudad.com

5 www.terra.org Ecología práctica.

6 MEDIO AMBIENTE Y MUNICIPIO EN COLOMBIA. Latorre Estrada Emilio. CEREC Editores 1994

7 www.bigloo.com

8 Fundación Conde del Valle Salazar. Universidad Politécnica de Madrid.

9 www.perfil.com

10 Fundamentos del Proyecto de Ley. Expediente No. 0523-D-2006. Sumario Régimen de bolsas de material no biodegradable.